Sábado, 18 de Agosto de 2018 Actualizado: 08:38 h.
Buscar

BigBlue Capital Holding ha invertido en BigBlue Villas -Benalmádena- más de 35 millones de euros

BigBlue Villas se encuentra ubicada en un punto estratégico de la Costa del Sol, tanto por las vistas al mar, como por su situación y sus comunicaciones. Se encuentra a 15 minutos en coche del aeropuerto de Málaga y a tan solo uno de la estación de tren de Torremuelle, a la que se puede acceder también dando un agradable paseo de tan solo 10 minutos.
/COMUNICAE/

BigBlue Villas se encuentra ubicada en un punto estratégico de la Costa del Sol, tanto por las vistas al mar, como por su situación y sus comunicaciones. Se encuentra a 15 minutos en coche del aeropuerto de Málaga y a tan solo uno de la estación de tren de Torremuelle, a la que se puede acceder también dando un agradable paseo de tan solo 10 minutos.


BigBlue Capital Holding ha presentado la segunda fase de la promoción BigBlue Villas -situada en la parte alta de Torremuelle, en Benalmádena-, durante el transcurso de una fiesta que ha comenzado al atardecer y ha contado con la presencia de un centenar de personas pertenecientes al sector inmobiliario, así como arquitectos, notarios, abogados, etc. Además, a nivel institucional, ha contado con la presencia de Víctor Navas, Alcalde de Benalmádena; y Óscar Ramundo, Concejal de Urbanismo de la localidad, que han querido respaldar la apuesta de la compañía internacional por el municipio.

 

Por su parte, en representación de la compañía promotora internacional han asistido sus Fundadores, Fernando Barnuevo –Fundador y Responsable de Desarrollo de Negocio Internacional- y Cristóbal Thomas de Carranza –Responsable de Selección de Activos y Gestión de Riesgos.

Durante la presentación, Barnuevo ha apuntado que “España es la Florida de Europa; donde todo el mundo se quiere retirar”. Además, en este sentido, ha añadido que “en Benalmádena tienes cultura, luz, vida y salud”. “Yo creo que esas cuatro cosas son fundamentales”, ha puntualizado.

Benalmádena

Desde que comenzase la recuperación económica, Benalmádena se ha convertido en uno de los municipios que los promotores inmobiliarios no han tardado en colocar entre sus objetivos prioritarios.

Su situación cercana a Málaga capital y su propuesta cultural -a tan sólo 25 minutos de distancia de Marbella- la tranquilidad y privacidad que ofrecen sus urbanizaciones, el acceso cercano a zonas comerciales y sus más de 20 kilómetros de playa, lo han convertido en una ubicación clave para el desarrollo urbanístico de promociones de lujo.

Según datos ofrecidos por el Ayuntamiento de Benalmádena, desde Urbanismo se otorgaron entre los años 2016 y 2017 licencias de obras para la construcción de 265 viviendas consideradas de lujo repartidas en 5 conjuntos residenciales y 34 licencias de obra para casas de lujo unifamiliares. Estas cifras confirman su tendencia a consolidarse como una localidad que cada vez atrae a más compradores con un alto poder adquisitivo.

Actualmente existe nuevamente un mercado emergente de clientes procedentes de los países centrales y del norte de Europa que buscan en la Costa del Sol una vivienda de segunda residencia, preferiblemente de nueva construcción, y de alta gama situada en una zona residencial tranquila.

Sólo el pasado año, Benalmádena se situó como el octavo municipio del litoral español -excluyendo a las capitales- en el que se registró mayor número de compraventas de vivienda.

La urbanización, compromiso con la comunidad

BigBlue Villas se encuentra ubicada en un punto estratégico de la Costa del Sol, tanto por las vistas al mar, como por su situación y sus comunicaciones. Se encuentra a 15 minutos en coche del aeropuerto de Málaga y a tan solo uno de la estación de tren de Torremuelle, a la que se puede acceder también dando un agradable paseo de tan solo 10 minutos.

La zona cuenta, además, con centros públicos cerca, así como con algunos de los colegios privados internacionales más prestigiosos a tan solo unos metros. Por otro lado, la urbanización también posee centros sanitarios tanto públicos como privados a escasa distancia. De manera concreta, BigBlue Villas se localiza a menos de un kilómetro del centro privado Xanit Hospital Internacional y del Hospital de alta Resolución dependiente del SAS.

La ubicación del residencial en 200.000 metros cuadrados de paraje natural protegido permite a sus habitantes conectarse con la naturaleza casi sin salir de casa; algo que convierte BigBlue Villas en un enclave único completamente diferente a los que existen en la zona.

Por otra parte, los propietarios de las viviendas de la urbanización tendrá acceso exclusivo a un Club Social que contará con las últimas prestaciones: gimnasio, áreas de ocio, espacio para practicar actividades deportivas, una amplia zona ajardinada y una piscina infinity.

Todas las características del enclave garantizan un estilo de vida confortable, tranquilo y en viviendas con un diseño mediterráneo construidas con materiales de alta calidad.

Las viviendas, integradas en la naturaleza

La promoción que se ha presentado supone la continuidad de la primera fase, con 32 viviendas, de la que ya se han vendido el 95% de las propiedades.

Esta segunda fase contempla la puesta en el mercado de 35 amplias villas ya terminadas con una superficie útil de 265 metros cuadrados divididos en 3 plantas. Todas las casas disponen de cuatro habitaciones, cuatro cuartos de baño completos, un aseo de cortesía, trastero, aparcamiento o garaje privado. Además, existe la posibilidad de instalar ascensor de manera opcional durante la obra o posteriormente, lo que evita las posibles barreras arquitectónicas.

La inversión en esta urbanización por parte de BigBlue Capital Holding supera los 35 millones de euros.

BigBlue Capital Holding, promoción con valores

BigBlue Capital Holding, promotora de BigBlue Las Villas, parte de la premisa de situar al cliente en el centro y ofrecerle lo mejor de sus profesionales y de su pasión por la excelencia.

Con una dilatada trayectoria en la planificación urbanística y en la normativa inmobiliaria local, cada uno de sus proyectos es encargado a una entidad que actúa como embajadora local. En este caso recae en Allee Spain que, desde el comienzo del proyecto, se ha encargado de la gestión del mismo y de entablar relaciones con agentes inmobiliarios cualificados de la zona bajo estrictas directrices.

Allee Spain está dirigida por Mª José Rodríguez y Miguel Guerrero, que cuentan con más de 18 años de experiencia en el mercado inmobiliario y están especializados en la comercialización de viviendas premier.

Todas las promociones inmobiliarias que impulsa el Grupo se caracterizan, precisamente, por ser espacios diferenciados pero plenamente integrados en comunidades consolidadas de alto nivel y están situadas en lugares de la costa española, bien comunicadas tanto por AVE como cercanas a aeropuertos internacionales.

El proceso está supervisado por la oficina central de BigBlue Capital Holding, en Madrid, y por los inversores desde Estados Unidos. Su nacimiento se remonta a los años de plena crisis cuando la empresa decidió apostar por activos que en ese momento suponían una oportunidad pero confiando plenamente en la capacidad de recuperación de nuestro país y en sus fortalezas como son su sol, sus gentes, su cultura y las avanzadas infraestructuras con las que contamos frente a otros países del Mediterráneo. Todo eso con la lección aprendida y sin querer recaer en los errores que nos llevaron a aquella situación.

Actualmente la compañía tiene en fase de proyecto otra promoción inmobiliaria de lujo en la zona.

Entrevista Fernando Barnuevo

 

Fernando Barnuevo es uno de los fundadores de BigBlue Capital Holding junto a Cristóbal Thomas de Carranza. Juntos crearon esta empresa durante la crisis y juntos han apostado por la promoción de urbanizaciones con unas características muy especiales. No les sirve cualquier terreno, ni cualquier ubicación. Sus promociones se caracterizan por estar en zonas de costa y por la completa integración de su arquitectura con la naturaleza. Prefieren renunciar a edificabilidad, y apuestan por urbanizaciones integradas en la naturaleza y que ofrezcan armonía a sus habitantes.

Por su trayectoria, tienen una visión muy americana del sector inmobiliario y fuertes valores, como la sostenibilidad. Están convencidos de que el promotor inmobiliario ha cambiado y que esta nueva etapa tras la crisis llega al sector con otros valores para no volver a caer en los errores del pasado.

Muestra de ello es la promoción que actualmente están desarrollando en Benalmádena, BigBlue Villas, y de la que han presentado la segunda fase.

Fernando Barnuevo es responsable de desarrollo de negocio internacional en BigBlue Capital holding. Asesor Senior en Perella Weinberg Partners, EE.UU. Antiguo miembro del Comité de Dirección de JP Morgan Investment Bank FIG, y ex socio del banco comercial Kleinwort Benson Reino Unido con más de 25 años de experiencia en servicios financieros mundiales. Presidente de la Asociación de Alumni del IE y de la Junta del IE USA Fund Board.

Desde siempre ha tenido clara su apuesta por Málaga, aunque fue su socio, Cristóbal Thomas de Carranza el que puso sus ojos en Benalmádena y se enamoró de un municipio que ofrece todo lo que sus clientes pueden demandar.

El otro foco donde tienen puestas su ilusión y sus inversiones actualmente es en la Bahía de Cádiz, de la que destacan que aún es una gran desconocida.

 

Blue Capital Holding se funda en plena crisis de este país e insistís en que nace con otra filosofía muy diferente a la que hubo durante los años de auge de la promoción inmobiliaria. ¿En qué basáis esa filosofía?

 

Creemos que existe una oportunidad en España de crear urbanizaciones que inspiran un nuevo modelo de vivir mucho más centrado en la naturaleza, en la vida familiar, en la calidad y en la belleza estética de las cosas.

Estamos acostumbrados a vivir en casas que se hicieron hace mucho tiempo, que tienen mucho ladrillo, mucho cemento y son casas ineficientes. Nosotros creamos urbanizaciones que son bellas, que están integradas en la naturaleza y que realmente inspiren una nueva forma de vida mucho más centrada en la familia y en la salud. Viviendas, en definitiva, que están en armonía con la búsqueda de un equilibrio personal.

 

Fernando hablar de valores en el sector inmobiliario, después de unos años en los que sólo se ha hablado de especulación y que el sector se ha demonizado resulta complicado…

 

Exacto. La avaricia, la soberbia y la prepotencia del antiguo promotor es lo que nos llevó a la crisis. Hacían cosas caras, malas, y realmente se llegaba a veces hasta a engañar. Los nuevos promotores, no sólo nosotros, tenemos un estilo distinto que está más de acuerdo con el mundo global en el que hoy nos movemos y en el que están presentes los llamados Millenials. Al final son los clientes que vamos a tener y ellos se caracterizan por un estilo mucho más correcto en el trato con la naturaleza.

Lo primero que hacemos nosotros en nuestros proyectos es catalogar todos los árboles para que no se tire ni uno. Tenemos promociones donde podemos construir hasta cincuenta mil metros cuadrados y estamos construyendo sólo treinta mil porque no queremos agotar la edificabilidad; queremos hacer un sitio bello.

Para nosotros es primordial estar comprometidos con las comunidades, que sean espacios abiertos; no queremos guetos. Es un compromiso de respeto con la comunidad, con la naturaleza y con los clientes.

Cuando un cliente nos compra sabe que vamos a seguir estando ahí. En todas las promociones nos quedamos como propietarios. De esta manera podemos compartir el éxito o el fracaso y los problemas o las ventajas. Queremos ver que todo funciona bien y queremos ser responsables de lo que se ha hecho.

 

“La avaricia, la soberbia y la prepotencia del antiguo promotor es lo que nos llevó a la crisis. Hacían cosas caras, malas, y realmente se llegaba a veces hasta a engañar”

 

Hablabas de los Millenials y de un cambio en sus gustos y preferencias. ¿Afecta esto a las tendencias en la construcción de viviendas de lujo?

Gran parte del tiempo estoy en Estados Unidos supervisando los proyectos que estamos desarrollando allí y nuestras promociones están concebidas desde la perspectiva americana. Allí se está volviendo a construir cosas bellas. El lujo, se está transformando, incorporando elementos de belleza, simplicidad, muy funcional, de muy buena calidad y con mucha luz. Huimos de lo que era ostentoso, que es lo que representaba antes del lujo y apostamos por la simplicidad bella.

BigBlue Villas lo compramos de una quiebra y el proyecto ya estaba hecho, pero en la medida que hemos podido lo hemos adaptado a nuestro ideario.

Tenemos otra parcela cerca, en Torremuelle, que es una de las parcelas más bonitas de Benalmádena y donde vamos a hacer cuarenta viviendas, todas con vistas al mar. Ahí vamos a expresar más ese diseño que te estoy contando porque partimos de cero con el proyecto.

 

“El lujo, se está transformando, incorporando elementos de belleza, simplicidad, muy funcional, de muy buena calidad y con mucha luz”

 

Comprasteis BigBlue Villas durante la crisis. ¿Qué os hizo confiar en que el mercado se iba a recuperar para un producto tan exclusivo como el vuestro?

España es la Florida de Europa, es donde todo el mundo se quiera retirar. Yo soy americano de pasaporte y allí todo el mundo de Chicago o de New York se va a vivir a Florida cuando se retira. ¿Por qué? Porque tienes cultura, luz, vida y salud. Yo creo que esas cuatro cosas son fundamentales y las tiene Benalmádena. Siempre creímos en la recuperación de Benalmádena y no porque a Marbella le fuese mal y le parasen el PGOU. Benalmádena tiene una comunidad dinámica y sana, es un sitio bello, tiene buenas comunicaciones, tiene unas vistas espectaculares al mar y nunca dudamos de su futuro. Nuestro compromiso con el municipio es total.

Mi socio, Cristóbal, se enamoró de esta tierra y no se equivocó.

“España es la Florida de Europa; donde todo el mundo se quiera retirar”

 

¿Cómo valoráis la situación actual del mercado inmobiliario?

Es muy asimétrica en España. Málaga, Barcelona, Madrid y Valencia van muy bien, van mejor de lo esperado. Pero el resto de España va muy retrasado; y esto es relevante. Los malagueños deben ser conscientes de que están en un microclima inmobiliario que no corresponde a la crisis que todavía hay en el resto del país a nivel inmobiliario.

Se trata de una recuperación muy desigual. Nosotros pensamos que en esas zonas que he dicho el futuro es muy prometedor.

“Los malagueños deben ser conscientes de que están en un microclima inmobiliario que no corresponde a la crisis que todavía hay en el resto del país a nivel inmobiliario”

Estáis promoviendo también en Cádiz…

Desde Bigblue creemos firmemente en el futuro de la Bahía de Cádiz, donde hemos hecho fuertes inversiones. Es uno de los últimos reductos por descubrir del turismo internacional que hay en España.

El turismo internacional quiere ir a sitios donde las comunicaciones son buenas, donde hay cultura y donde hay infraestructura. Si miras la costa española el único sitio que queda con esas tres características es la Bahía de Cádiz.

Tienes el AVE que va directamente a Cádiz, aunque hay gente que no lo sabe. Tienes un aeropuerto internacional en Jerez y una Bahía que es tan bella que cuando los romanos y los fenicios vinieron a España la convirtieron en el primer sitio donde se instalaron.

Cádiz tiene mucho que aprender de Málaga del sector servicios -en eso Málaga es la número uno- pero están aprendiendo.

Actualmente BigBlue Capital Holding tiene previstas nuevas inversiones en Benalmádena. Nuevos proyectos en los que aplicar su filosofía promotora más cercana a los nuevos paradigmas del lujo inmobiliario.

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente Comunicae